FRENOS BREMBO FALSOS

FRENOS BREMBO FALSOS

Es importante distinguir un producto original de una imitación. Desde la multinacional italiana clasifican estos plagios en tres categorías: falsos, semifalsos y superfalsos. ¿En qué se diferencian?

Brembo se ha convertido en un referente en el campo de los motores, y como ocurre con todos símbolos en el mercado, el fenómeno de las falsificaciones también ha llegado a las piezas de recambio para automóviles, un hecho más que preocupante cuando se habla de componentes fundamentales para una conducción segura.
Hacer uso de un sistema de frenado de calidad, como el que ofrece Brembo, es imprescindible a la hora de ponernos en marcha, ya que disponer de una falsificación puede resultar muy peligroso.

FRENOS DE BREMBO FALSOS
Se trata de réplicas de la estética externa de los productos Brembo, sin embargo, no de su tecnología y funcionalidad. Estos no se han fabricado siguiendo los mismos estándares de producción, por lo que sus prestaciones quedan muy limitadas y las averías ocurren con mayor frecuencia y en menos tiempos de uso.
Desde Brembo ponen como ejemplo que algunos componentes falsos, en una sola frenada pueden ofrecer prestaciones similares a los componentes originales. Sin embargo, cuando esta se repite, como en una serie de curvas de bajada, el tiempo de respuesta del pedal y la eficacia termina por resentirse.
FRENOS DE BREMBO SEMIFALSOS
Los productos semifalsos son parcialmente falsos, pero no por ello resultan menos peligrosos. Esto ocurre porque de los diferentes elementos que componen un sistema de frenos, como son el disco, la pinza, la pastilla o las piezas pequeñas; algunos, como la pinza de freno, son originales pero se comercializan junto a otros que no lo son.
Brembo destaca que "las prestaciones de un sistema de frenos están determinadas no solo por la calidad, sino también por el hecho de que todos los componentes se integran a la perfección", por lo que alerta sobre el uso de estas piezas de imitación. Muchas veces, estas pinzan proceden de coches robados o accidentados, y se venden en kits con componentes de dudosa procedencia. Es importante recordar que dentro del sistema de frenos, cada componente es imprescindible para contribuir a un correcto funcionamiento del conjunto.
Además, una pinza de freno diseñada para un coche determinado es probable que no funcione sin problemas en otro. Además, estas suelen pintarse de forma artesanal o mediante técnicas que dañan las juntas del pistón, con su consecuente perjuicio.
FRENOS DE BREMBO SUPERFALSOS
Este tipo de productos se refiere a las falsificaciones que solo llevan incorporada la marca de la empresa pero que no copian una pieza ya existente. En el caso de Brembo, se refiere a las "cover", es decir, las cubiertas de plástico de las piezas de freno, que según los propios falsificadores mejoran el aspecto de la misma, pero que la marca nunca ha fabricado.
Con el objetivo de garantizar la compra segura de todos sus productos, a excepción de los componentes de serie de Brembo, la marca incorpora un sistema antifalsificación, ya sea una tarjeta de rascar, un holograma o un código QR; que demuestra la autenticidad del producto al registrarse en Internet a través del código único de identificación.

Ver enlace

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Haz clic aquí para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso haciendo clic aquí.